Si estuvo involucrado en un accidente peatonal causado por un particular o ente negligente, debe proceder a reclamar los daños personales. Este procedimiento puede ser complicado debido a que, aunque los ajustadores de seguro parezcan estar interesados en ayudarlo, la indemnización inicial que ofrecen tiende a no ser suficiente para cubrir el costo total de las pérdidas.

Además, la compañía de seguros se esforzará en retardar, negar, o minimizar la indemnización que usted solicita. Por lo cual, si ha sufrido un accidente peatonal, necesita a un abogado que se encargue de defender sus intereses. En Orange County Personal Injury Attorney, nuestros competentes abogados lo asistirán durante todo el procedimiento para que así logre el resultado que merece.

¿Por qué debo contratar a un abogado de daños personales?

La mayoría de las víctimas de accidentes peatonales piensan que pueden reclamar una indemnización sin contar con asistencia legal, especialmente si no han sufrido lesiones graves. Sin embargo, debe tener en cuenta que el ajustador de seguro representa el interés económico del proveedor de seguro, por lo que intentará negar la mayor cantidad de solicitudes de pago. En otras ocasiones, cuando considera que el caso requiere obligatoriamente el pago del asegurador, ofrece pagar un monto bajo. Además, en lugar de analizar las circunstancias del caso concreto, los aseguradores utilizan fórmulas para determinar la responsabilidad de los involucrados en el accidente, para así conocer si deben indemnizarlos.

Sin embargo, el abogado que lo representa en el proceso realizará una serie de acciones para lograr que se le conceda la indemnización total que reclama, las cuales incluyen informarle sobre sus derechos, aconsejarlo sobre las acciones a seguir, y manejar las comunicaciones y negociaciones con el proveedor de seguros.

¿De qué forma debo cooperar con la compañía aseguradora?

Aunque no sea el culpable del accidente, es posible que el asegurador del responsable no esté de acuerdo con usted. En tal caso, debe informar a su asegurador para que intervenga y pague los daños que usted haya sufrido conforme a su cobertura.

Notificar a su compañía aseguradora es aún más importante si el automovilista que produjo el accidente no tiene una Póliza de Seguro de Vehículo. Dependiendo de los términos de su póliza, es posible que usted tenga el derecho a recibir la indemnización de su asegurador en virtud de la cobertura del automovilista no asegurado.

Si reclama la indemnización a su asegurador, es posible que este requiera que coopere con la investigación, y le informe dentro de un periodo razonable luego del accidente. El asegurador pedirá su declaración grabada, y es necesario que su abogado esté presente cuando sea llevada a cabo, o lo asesore en este aspecto.

Además, al contactar a su proveedor de seguros, deberá proporcionar la siguiente información:

  • La fecha, ubicación, y hora del accidente.
  • El Departamento que está encargado de la investigación del accidente peatonal.
  • El nombre e información de contacto de los involucrados en el accidente.
  • La información del seguro de las demás personas involucradas en el accidente.

¿Debe comunicarse con el asegurador del responsable luego del accidente?

La respuesta depende de los hechos específicos del accidente. Generalmente, no está obligado legalmente a hablar con la compañía de seguros del responsable. Además, esto no es necesario si existe un ajustador de seguros o si un abogado de daños personales ejerce su representación.

Sin embargo, es recomendable comunicarse directamente con el asegurador del responsable si este último se ha negado a comunicarse con su asegurador o le ha mentido. Debido a que, en tal caso, el asegurador no está consciente de quién es el responsable ni conoce la gravedad de sus lesiones. Por lo que, si usted omite comunicarse con este, es posible que deba esperar un largo periodo para recibir la indemnización o no la reciba.

¿Qué debe tener en cuenta al hablar con el asegurador del responsable?

Aunque lo más apropiado es que su abogado de daños personales se comunique con el proveedor de seguros, esto no siempre es posible. Por lo que debe tener cuidado con lo que expresa y seguir los siguientes consejos:

  • No conceda más información de la requerida.
  • No acceda a realizar una declaración grabada, ya sea escrita o por vía telefónica.
  • No especule o asuma lo que sucedió. En caso de no saber, es más conveniente decirlo.

Si además de los detalles del accidente peatonal que deberá conceder obligatoriamente (la fecha, ubicación, la identidad del policía que se presentó en el sitio de los hechos, y los nombres de los testigos), desea proporcionar más información, debe pedir a su abogado que hable con el proveedor de seguros, ya que esto evitará que realice declaraciones que puedan perjudicarlo.

¿Qué debe saber antes de firmar el acuerdo de indemnización?

Cuando se llega a un acuerdo de indemnización en relación a su accidente peatonal, generalmente ambas partes firman un documento legal mediante el cual indican los detalles de lo pactado. Este manifiesta el monto de la indemnización que le otorgará el responsable y la conformidad del agraviado con el mismo, con lo cual renuncia a su derecho de reclamar una indemnización mayor.

No obstante, estos acuerdos suelen ser complicados, por lo que existen algunos aspectos que debe comprender a profundidad.

  1. Asegúrese de saber lo que está firmando. Es posible que no lea el documento por temor a no comprenderlo. Sin embargo, probablemente entenderá más de lo que cree, especialmente en relación a los términos básicos, como el monto total de la indemnización y los detalles sobre el pago de la misma.

Cabe destacar que no debe simplemente confiar en que los términos de este acuerdo son los indicados por el ajustador de seguros, ya que debe constatar por sí mismo, de manera que pueda evitar malentendidos.

  1. Cerciórese de que el monto de la indemnización cubra todos los daños y perjuicios. Aunque el monto de la indemnización acordado cubra la totalidad de sus gastos médicos, esto no significa que ha sido indemnizado completamente. Debe recordar que no tendrá derecho a recibir un pago adicional del responsable o la compañía aseguradora luego de firmar el acuerdo, y es posible que no tenga síntomas de algunas lesiones sufridas en el accidente hasta cierto tiempo después de la ocurrencia del mismo. Por lo cual, no es recomendable que acceda a ser indemnizado por un monto específico, en caso de que luego descubra que necesita un monto adicional para costear el tratamiento de una lesión que fue descubierta recientemente.
  2. Su abogado de daños personales debe revisar el acuerdo. Su abogado se asegurará de responder todas sus dudas relacionadas con el acuerdo. Además de informarle sobre los derechos constitucionales a los que renunciará al firmarlo.

También es posible que haya olvidado reclamar algunos daños, como el daño moral o los salarios perdidos. De manera que, al revisar el acuerdo, el abogado le realizará las preguntas pertinentes para determinar si ha incluido todos los daños y perjuicios sufridos.

  1. Determine si hubo otro responsable. Si no está conforme con el monto ofrecido, puede proceder a interponer una demanda de daños personales ante un tribunal civil, con el propósito de obtener la totalidad del resarcimiento que exige. Sin embargo, si el responsable del accidente ofrece un monto que no lo indemnizará por la totalidad del valor de los daños, es más probable que usted esté dispuesto a aceptar tal oferta si está consciente de que existe otro responsable del hecho, a quien también puede reclamar una indemnización. Es por esto que es fundamental que su abogado lo ayude a identificar si existen otros causantes del accidente, antes de recurrir a la vía judicial.
  2. Reclame la indemnización a tiempo. De conformidad con el artículo 335.1 del Código de Procedimiento Civil, el plazo de prescripción para reclamar una indemnización por daños personales en el estado de California, es de 2 años a partir de la fecha de la ocurrencia del accidente.

Si intenta presentar la demanda luego de que el plazo de prescripción haya caducado, no tendrá derecho a recibir la indemnización de la parte negligente, ya sea a través de la compañía aseguradora o de un tribunal civil.

Esta es una de las razones por las cuales es fundamental que contrate a un abogado lo antes posible, quien pueda tomar las acciones correspondientes de manera oportuna.

  1. Identifique las prácticas de mala fe. De conformidad con la ley, la compañía aseguradora debe actuar de buena fe al evaluar su solicitud, lo cual significa que debe manejarla de forma honesta y justa. De lo contrario, usted puede interponer una demanda en contra de esta.

Algunas de las actuaciones que pueden reflejar mala fe por parte del asegurador, incluyen las siguientes:

  • Negarle el pago o disminuir el monto solicitado sin una justificación razonable.
  • Ofrecer un monto bajo que no esté justificado por las circunstancias concretas del accidente.
  • No dar respuesta a su solicitud en el plazo requerido.
  • Ignorar sus correos electrónicos, cartas, o llamadas telefónicas realizadas en relación a la solicitud de pago.
  • Realizar conductas o expresar términos irrespetuosos o que puedan intimidarlo.

Es importante que mantenga registros de todas sus conversaciones con el asegurador, incluyendo las comunicaciones a través de cartas, correos electrónicos, y llamadas. Si sospecha que este ha actuado con malicia, es necesario que presente un informe ante el Departamento de Seguro de California. Si la Junta de Seguros del estado determina que el asegurador actuó de tal forma en base a las evidencias existentes, éste será penalizado.

  1. Las redes sociales pueden perjudicar su reclamación. Es crucial que tenga en cuenta que todo lo que exprese en sus redes sociales puede ser utilizado en su contra. Luego de que reclame la indemnización, la compañía aseguradora o el abogado del responsable, revisarán sus redes sociales con la finalidad de encontrar publicaciones que puedan perjudicar su caso. Algunas de las formas de evitarlo, son las siguientes:
  • Proteja su cuenta. Lo más recomendable es que se abstenga de utilizar sus redes sociales hasta que el caso se resuelva. Sin embargo, configurar su cuenta como privada impide que el asegurador pueda revisar sus publicaciones.
  • Evite discutir el caso a través de internet. Luego de cambiar su configuración de privacidad, lo siguiente que debe hacer es abstenerse de mencionar y hacer declaraciones sobre el accidente peatonal en internet. Por otra parte, es recomendable que evite realizar publicaciones relacionadas con viajes o actividad física, ya que esto puede poner en duda las lesiones sufridas por usted.

También es necesario que advierta a sus seres queridos que no publiquen sobre el accidente, ni lo etiqueten en publicaciones o fotografías mientras el caso esté en curso.

  • Recuerde que toda la información que publique por medio de internet puede ser recuperada. Aunque muchos agraviados tienden a pensar que pueden realizar publicaciones relacionadas con el accidente, siempre y cuando las eliminen luego de reclamar la indemnización; deben tener presente que la información que se elimina en internet no desaparece permanentemente, ya que todos los datos de cualquier medio digital pueden ser recuperados. Incluso los mensajes de texto y los correos electrónicos, pueden ser solicitados a su proveedor de teléfono o de correo electrónico.
  1. Guarde las evidencias necesarias. Para demostrar la responsabilidad del causante del accidente, no basta con presentar una solicitud por daños personales ante la compañía aseguradora, sino que, además, debe probar que tiene derecho a ser indemnizado. Para ello, algunas de las evidencias que pueden ser necesarias, son las siguientes:
  • Fotografías. Tomar fotografías del sitio de los hechos, las condiciones de la vía, las marcas de neumáticos, y las condiciones climáticas, puede reflejar claramente lo ocurrido. Además, las fotos de sus lesiones pueden ayudar a demostrar que estas fueron causadas por el accidente.
  • El informe policial. Aunque el informe de la policía no es admisible en el tribunal, este puede convencer al asegurador de quién fue el culpable. Adicionalmente, puede brindar información fundamental, tal como, los datos de contacto de los testigos.
  • La caja negra. Si el vehículo del demandado tiene una caja negra, en esta podrá encontrar información pertinente, tal como la velocidad del vehículo, la dirección, y los detalles del frenado antes de la colisión.
  • La vestimenta. Es necesario que conserve la ropa que vestía durante el accidente, ya que, si esta se encuentra ensangrentada o está rota, pueden servir como evidencia de la ocurrencia del mismo.
  • Declaraciones de los testigos. Los testimonios de las personas que hayan presenciado el hecho pueden corroborar que el demandado actuó negligentemente.
  • Expertos en reconstrucción de accidentes. Si no se ha demostrado la causa de la colisión, se necesitará que un experto en reconstrucción de accidentes evalúe el sitio de los hechos y las evidencias. Esto puede contribuir a explicar lo sucedido y convencer a la compañía aseguradora de concederle la indemnización.
  • El informe médico. Es necesario que su médico tratante elabore un informe sobre sus lesiones, el tratamiento requerido actualmente y en el futuro, y su pronóstico; con la finalidad de demostrar su gravedad y el monto que debe recibir por este daño.
  • Gastos médicos. Debe conservar todas las facturas médicas para demostrar el costo total del tratamiento recibido, incluyendo los recibos de los suministros médicos, medicamentos, y los gastos de transporte en los que debe incurrir para acudir a la consulta médica.
  • Declaraciones de impuestos. También es crucial que presente los talones de pago y las declaraciones de impuestos para demostrar el total de las ganancias pérdidas. Adicionalmente, puede presentar una declaración escrita de su jefe para demostrar otras pérdidas económicas, como el pago por horas extraordinarias, comisiones, bonos, entre otras.
  1. No acepte la oferta inicial. La mayoría de los proveedores de seguros inicialmente ofrecen un monto de indemnización bajo, el cual suele ser aceptado por las víctimas de los accidentes debido a que necesitan cubrir todos los gastos derivados del mismo con urgencia.

Es fundamental que estime cuál debería ser el valor de la indemnización y lo incluya en el escrito de demanda. Antes de hablar con el ajustador de seguros, debe decidir cuál es el monto mínimo que está dispuesto a aceptar dentro del rango estimado.

En esta etapa, debe intervenir un abogado que lo ayude a calcular la indemnización y se cerciore de que no excluya algún daño que está facultado a reclamar. Entre estos, destacan los daños económicos y no económicos, los cuales comprenden los gastos médicos actuales y futuros, el dolor y sufrimiento, los salarios perdidos, y la pérdida de la capacidad para generar ingresos como consecuencia del accidente.

Por otra parte, debe pedir a la compañía aseguradora que le explique los motivos de su oferta, y anotar su respuesta. Posteriormente, debe proceder a escribir una carta en respuesta a todos los factores mencionados por la compañía, y reducir levemente el monto exigido si lo considera apropiado. Tras lo cual, la compañía de seguros debe realizar una oferta realista que pueda negociarse, para así acordar un monto justo.

Es importante que, durante la negociación, no discuta nuevamente los detalles del accidente. En su lugar, destaque aspectos que lo favorezcan, como los efectos permanentes o a largo plazo de sus lesiones, y la forma en que el accidente lo afectó psicológicamente.

¿Qué debe evitar decir al proveedor de seguros luego del accidente?

Al comunicarse con la compañía aseguradora, debe evitar lo siguiente:

  • Es crucial que no admita su responsabilidad ni se disculpe ante el ajustador de seguros, la policía, u otros involucrados en el accidente. Asimismo, no debe incluir su opinión personal al describir lo sucedido, ya que los proveedores de seguros pueden determinar por sí solos quién es responsable de la colisión. Además, existen una gran cantidad de factores que pueden incidir, como piezas defectuosas del vehículo, señales de tránsito que son difíciles de ver, o un automovilista que conducía distraído.

Por otra parte, aunque usted sea responsable de lo ocurrido, es posible que otro automovilista también sea responsable parcialmente. Por lo que admitir su culpa puede conducir a que pierda el derecho a ser indemnizado.

Si se determina que usted es parcialmente responsable, aún estará facultado para recibir la indemnización. Sin embargo, el estado de California se rige por la regla de la negligencia comparativa, la cual indica que el monto que recibirá se reducirá conforme a su porcentaje de culpa.

Si la otra parte lo culpa por lo ocurrido, es fundamental que esta demuestre que usted llevó a cabo un acto negligente que fue el causante del accidente. Si esta no cuenta con las evidencias pertinentes para respaldarlo, no podrá obtener un resultado favorable.

  • Indicar los nombres de otras personas. Al conversar con el asegurador, debe asegurarse de decir lo estrictamente necesario y no dar los nombres de sus amistades, familiares, o médicos; ya que esto puede perjudicarlo si se realiza un juicio.
  • Manifestar que no tiene un abogado. Si usted contrata a un abogado de daños personales, el asegurador le concederá más atención y respeto a su solicitud, por lo que no debe indicarle lo contrario.
  • Si el asegurador le pregunta sobre detalles de los hechos que no conoce, evite improvisar una respuesta u opinar, ya que lo más adecuado es indicarle que no sabe.
  • Dar una declaración oficial. Absténgase de conceder una declaración oficial grabada a menos que su abogado lo recomiende, ya que cualquier cosa que diga puede ser malinterpretada por el asegurador y posteriormente utilizada en su propio beneficio.
  • Indicar que no está lesionado. Como señalamos anteriormente, aunque algunas lesiones son evidentes inmediatamente después del accidente, otras tardan tiempo en manifestarse. Por lo que no debe aceptar una indemnización por las lesiones y los gastos médicos hasta que su abogado lo asesore adecuadamente.

¿Cómo contactar con abogados de daños personales que estén cerca de mí?

Aunque su póliza de seguros debería cubrir todos los daños y perjuicios derivados de un accidente vial, esto no siempre ocurre. En la mayoría de los casos, las compañías de seguros rechazan la solicitud de pago, ofrecen una suma insuficiente, o intentan buscar las debilidades del caso para refutarla ante un tribunal.

Independientemente de los detalles de su caso, nuestro equipo de competentes abogados entiende que este proceso puede ser frustrante, por lo que le brindarán la asesoría y asistencia necesaria durante las negociaciones con la compañía aseguradora, para lograr que reciba una indemnización justa.

Contáctenos llamando al 714-876-1959, para ser asesorado sobre las Compañías de Seguros por un abogado del bufete Orange County Personal Injury Attorney, localizado en Orange County, California.